CONSTRUIMOS TU CASA

En CEVISA desarrollamos proyectos de viviendas de manera integral y posteriormente gestionamos su ejecución. Viviendas eficientes energéticamente de muy bajo consumo o consumo casi nulo y Casas Pasivas , ecológicas y sanas que combinan los recursos de la arquitectura bioclimática con una eficiencia energética muy superior a la construcción tradicional.

Son casas con un consumo energético muy bajo y que ofrecen durante todo el año (a diferencia de la construcción tradicional) una temperatura ambiente confortable sin la necesidad de los sistemas de calefacción convencionales.

 En CEVISA creemos en la eficiencia energética como medio de ahorro para nuestros clientes y como forma para conseguir una mejora sustancial en el medio ambiente.

El uso y el prestigio de la madera en la construcción están creciendo de manera exponencial en todo el mundo.

Nuestro sistema de construcción constituye un gran paso hacia una edificación más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Es evidente que las propias normativas van a llevar a la construcción a este tipo de estándares en los próximos años, en CEVISA hemos optado por avanzar y ya los estamos aplicando a nuestras viviendas sin esperar a estar obligados a ello.

En 2020 según la directiva de Eficiencia Energética de Edificios (2010/31/EC) todos los edificios que se construyan deben ser de consumo casi nulo, lo cual hace que la transformación en los procedimientos de diseño, construcción y gestión de los edificios sea ya una realidad.

Se trata de construir viviendas de bajo consumo energético que reduzcan la dependencia energética y los consumos  y emisiones además de ofrecer espacios más saludables y confortables a sus usuarios.

FOTO 2

Beneficios

La principal ventaja de la construcción en madera es que reúne los tres grandes pilares que fundamentan la construcción sostenible:

Hemos adaptado los nuevos sistemas de construcción industrializados a nuestro proceso de diseño prestando especial atención a todo lo relacionado con la eficiencia energética con el objetivo de construir casas con un ahorro energético que beneficia a la economía familiar y al medio ambiente aumentado el confort de la vivienda.

Nuestra propuesta de construcción le permitirá disfrutar de una vivienda más confortable de bajo consumo energético y gran valor estético.

Construimos hogares eficientes con los siguientes objetivos:

  • Bajo consumo energético.
  • Interiores saludables y de alto confort.
  • Diseños y acabados personalizados.
  • Rapidez de ejecución.
  • Presupuesto cerrado y plazos acotados.
  • Mínimo mantenimiento o mantenimiento casi nulo.
  • Calidad garantizada.

Salones

Cocinas

Exteriores

Dormitorios

RAZONES POR LAS QUE CONSTRUIR CON MADERA

En el plano constructivo, el uso de la madera permite trabajar con un rigor que no es habitual en la obra tradicional. Eso permite resolver detalles muy eficientes que redundan en óptimas prestaciones de los edificios. La posibilidad de pre-fabricar componentes, la eliminación de los tiempos de fraguado y la reducción de residuos, mejoran los plazos de obra de manera significativa.

La ligereza estructural también reduce el impacto ambiental de las cimentaciones y movimientos de tierra, a la vez que agrega maniobrabilidad en los montajes y transportes.

Creemos en la madera, un material de construcción natural y renovable. La madera tiene el más bajo consumo de energía a lo largo del ciclo de vida en relación a otros materiales de construcción. El CO2 almacenado y ahorrado contribuye a mitigar los efectos del efecto invernadero.

Hay dos maneras de reducir el CO2 de la atmósfera y la madera realiza ambas funciones:

  • Almacenar: Absorbiéndolo de la atmósfera.
  • Ahorrar: Reduciendo o eliminando las emisiones en la obtención de otros materiales de construcción.

Ventajas

La madera garantiza numerosas ventajas de carácter estructural durante la construcción pero presenta también efectos positivos para el clima en el interior de los ambientes.

La micro-estructura refinada de la madera asegura un peso propio reducido frente a una excelente capacidad de carga. La madera tiene una capacidad de carga 14 veces superior a la del acero y una resistencia a la compresión equivalente a la del hormigón.

La madera ha sido utilizada por el hombre como material estructural desde hace miles de años. Es resistente a los ambientes agresivos-salinos. Correctamente usada y con los tratamientos adecuados puede durar cientos de años.

Aunque de un material inflamable, la madera laminada dispone de una resistencia al fuego muy elevada. Carboniza superficialmente en modo uniforme porque no presenta hendiduras y forma una barrera de protección que obstaculiza la propagación de las llamas hacia el interior.

La madera es un material higroscópico lo que significa que es capaz de absorber y ceder humedad del ambiente. Esto supone una ventaja, ya que el ambiente interior de nuestra vivienda podrá ceder o absorber humedad de los materiales que la envuelven, regulando de forma natural la humedad interior.

La madera asegura una óptima protección contra el frío en invierno y el calor en verano. Su bajo coeficiente de conductividad convierte a este material en el aliado perfecto en construcciones de consumo energético nulo o casi nulo.

Gracias a su particular estructura porosa, la madera almacena numerosas áreas de calor y permite realizar estructuras de espesor reducido y bajo consumo energético. El poder aislante de una pared de madera maciza de 10 cm de espesor corresponde al de una pared de cemento de 160 cm.

Su uso fomenta el diseño, la innovación y la mejora de la productividad.

Además la madera tiene propiedades saludables ya que absorbe las radiaciones electromagnéticas de móviles, televisores y ordenadores y  emite cero carga electrostática.

La madera es el material de construcción renovable por excelencia y una gran alternativa a otros materiales como el hormigón por su mayor eficiencia.

La madera con la que construimos nuestras casas procede de bosques sostenibles gestionados responsablemente. Toda la madera utilizada en nuestras construcciones es madera certificada PEFC o FSC.

Construir en seco es un término que hace referencia a la ausencia de agua en el proceso de construcción.
En la construcción de obras de madera no es necesario esperar los tiempos de secado. La técnica de construcción en seco permite ahorrar tiempos y costes frente a la construcción húmeda tradicional.

La industrialización se basa en el uso de procesos de alta tecnificación para la fabricación de elementos estructurales de madera que posteriormente son ensamblados en la obra. En obra la madera es de fácil manejo y montaje rápido por lo que el tiempo de ejecución es menor si se compara con otros materiales de construcción.

La madera permite que gran parte del trabajo de construcción se haga en el taller donde se trabaja con máquinas muy precisas que nos permiten controlar al milímetro los cortes, pero además esto supone una ventaja añadida en tiempo, ya que mientras excavamos y preparamos la cimentación en el terreno, podemos estar preparando la estructura y los cerramientos en el taller.

La madera ayuda a protegernos frente al cambio climático ya que absorbe y fija CO2 atmosférico en su interior.

El ahorro energético de la construcción en madera se produce en todas las fases del proceso constructivo. La fabricación de una viga de madera consume 15 veces menos energía. Su fabricación no consume energía fósil ya que proviene del sol.

Casas que ahorran energía y respetan el medio ambiente